domingo, 18 de abril de 2010

Medalla de asesino


Juan Gasparini me envía un mail donde me cuenta de su solicitud a la autoridades francesas de quitarle al genocida argentino Ricardo Cavallo la Orden de Mérito en calidad de oficial, otorgada supuestamente a raíz de sus presuntas actividades diplomáticas en Paris hasta 1980.

En los años de la dictadura Cavallo se desempeño como represor en la ESMA, donde cometió múltiples asesinatos, torturas y desapariciones por los que está siendo juzgado actualmente en nuestro país pero alternó su accionar local con la dictadura con las actividades de expansión de la estrategia del terrorismo de estado puertas afuera.

Juan Gasparini es un periodista argentino que fue sobreviviente del centro clandestino de detención que funcionaba en la ESMA. Por estos días considera contradictoria la decisión de condecorar a un hombre que en pocos días será condenado por crímenes que trascienden fronteras de tiempo y espacio. Mucho más si se toma en cuenta que entre los crímenes que se le imputan están los de las monjas francesas.
Durante esos años Cavallo fue agregado naval adjunto en Francia pero se hizo tiempo para actuar en el sector de operaciones del Grupo de Tareas 3.3.2. que funcionó en la ESMA donde fue conocido como “Sérpico”. Se infiltraba entre universitarios y después los secuestraba. Se lo relaciona con, al menos, 227 desapariciones y 110 casos de tortura y secuestro.
Cavallo fue detenido en México en agosto de 2000, extraditado a España en el 2003, donde la justicia autorizó la extradición a nuestro país en el 2008. “Sería contradictorio que Cavallo, que seguramente recibirá una condena de cadena perpetua en 2010 por crímenes como la desaparición y asesinato de dos monjas francesas, Alice Domon y Leonie Duquet, entre muchos otros, vaya a purgar su condena en la cárcel con una condecoración en su pecho entregada por Francia’’, valoró Gasparini.
Gasparini permaneció en la ESMA entre 1977 y 1978 y fue liberado al cambiar la jefatura de la Marina argentina. Hasta el día de hoy recibe en Suiza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada